Preparando Las Oblatas

RECUPERACIÓN DE LAS OBLATAS

Una de las principales motivaciones que teníamos al empezar esta aventura de Noctívagos, hace ya 7 años, era la de reaprovechar los espacios para funciones inicialmente no previstas, y pensábamos entonces en convertir diversos rincones del casco antiguo de Oropesa en espacios de representación teatral en los que disfrutar del teatro de una manera no convencional. No podíamos ni siquiera imaginar que unos años después nos cruzaríamos con una oportunidad única de reavivar el objetivo de recuperar espacios, en el que invertiríamos incontables horas de trabajo, y cuyo resultado nos llena de orgullo. La recuperación del antiguo convento de Las Oblatas nos permitirá ser capaces de ofrecer a las compañías que compartirán con nosotros esta edición de Noctívagos un espacio de alojamiento y también de intercambio cultural entre ellas, que esperamos guarden durante mucho tiempo en su recuerdo. Han pasado tres años y el moho ha dejado su sitio en las paredes de las habitaciones al blanco más inmaculado y a las citas de los dramaturgos que las dan nombre. El patio que escondía un pozo de piedra bajo las enredaderas y los zarzales es hoy un lugar diáfano donde las compañías “Noctívagas” podrán compartir sus reflexiones sobre el certamen a la luz de la luna o resguardados a la sombra de los calores de Julio. Y como no es buena cosa alargar en palabras lo que explica mejor la vista, tenemos el placer de anunciar que, unas semanas antes de que celebremos Noctívagos16, Las Oblatas abrirán sus puertas a todos aquellos que quieran venir a  conocerlo por dentro, porque es un patrimonio más de Oropesa, y porque estamos tan contentos del resultado que necesitamos compartirlo con vosotros. Permaneced atentos, que iremos dando más información.