Noctivagos'16 - ES.Arte: Una mujer desnuda y en lo oscuro

ES.ARTE

COMPAÑÍA: ES.Arte

DIRECCIÓN: Mario Hernández

INTÉRPRETES: Emilio Linder y Esther Vega

NACIONALIDAD/AUTONOMÍA: Castilla y León/Madrid

PÚBLICO: Todos los públicos

DURACIÓN: 60 minutos

PROGRAMACIÓN: Sábado 2, a las 21:00 y a las 23:30 en el Castillo

 

LA COMPAÑÍA: Emilio Linder es un conocido actor argentino/español de una amplísima trayectoria televisiva, cinematográfica y teatral. Acarrea más de cuarenta años de andadura profesional a sus espaldas y ha intervenido en casi un centenar de largometrajes, así como en numerosas series de televisión tan conocidas como “Isabel” o “Médico de familia”. En teatro ha sido dirigido por Juan José Alonso Millán en “Juegos de sociedad”, por Ángel Ruggiero en “Un tranvía llamado deseo”, o por Juan Carlos Corazza en “Mucho ruido y pocas nueces”. Esther Vega ha intervenido como actriz en dos de la series de televisión más más reconocidas de este país: “Bandolera” y la longeva “Amar es para siempre”. Formada en la prestigiosa Escuela Karpas Teatro de Madrid, tiene ya una extensa trayectoria teatral en los escenarios madrileños. Es confundadora de Quincalla Teatro con cuya última obra “Héroes de Ray Loriga” es candidata a Mejor Actriz Revelación por la Unión de Actores en 2014. Mario Hernández comienza su formación en diversos montajes del prestigioso Teatro Universitario de Alicante, a las órdenes del director y dramaturgo Juan Luis Mira, participando como ayudante de dirección de todo un clásico del teatro español, Jesús Cracio.Instalado en Madrid desde 2012, se centra de nuevo en el teatro: dos micropiezas, “Blanco/Negro” y “A los ojos” , y la obra “Héroes”, adaptación de la novela de Ray Loriga, nominada a Mejor Espectáculo OFF 2013, y que todavía se sigue representando dos años después.

 

SINOPSIS: En abril de 1985, el poeta uruguayo Mario Benedetti regresaba a su país después de casi doce años de exilio. UNA MUJER DESNUDA Y EN LO OSCURO nos presenta a Mario en España, el país que le acogió durante sus últimos cuatro años de exilio, la noche antes de regresar a Uruguay. Con la misma hondura y llaneza de cualquiera de sus poemas, el poeta abre su maleta de recuerdos al espectador, y le lleva a través de su voz y de sus versos al Uruguay predictatorial, a la Argentina de las desapariciones, la Cuba de Fidel Castro y, finalmente, la España de la Transición. En su viaje, a Mario y al espectador tan sólo le acompañan una maleta. …Y UNA MUJER, que se aparece a nuestro poeta en sus sueños, siempre en el vagón de un tren y que le susurra al oído alguna de sus más famosas composiciones.

Cartel Una mujer desnuda_small